El noveno triunfo consecutivo del Danok Bat Juvenil División Honor cayó en Mallona, por la mínima (2-1), frente al potente Aurrera de Vitoria. Al cuarto de hora, marcó Eder Sánchez de penalti, cometido sobre Xabi Amorrortu, y cumplida la hora Oinatz Ramos consiguió el segundo con una buena volea. Los gasteiztarras recortaron en el marcador en el último instante del encuentro. La próxima cita para el Danok será en Usabal, terreno de hierba artificial, contra el Tolosa, el sábado, a las 15.30 horas.

DANOK BAT JUVENIL LIGA NACIONAL: Unai Hernando, Yurik Franco, Aaron Ríos, Xabi Amorrortu (Ustaritz Expósito), Jon Díez,  Izan Coca, Diego Ruiz (Ixai Del Cura), Eder Sánchez, Unai Zarraga (Pello Arana), Oinatz Ramos (Aitor Lacuesta) y Jon López (Alejandro Sacristán).

Tarjetas: Xabi Amorrrortu.

Buen partido del equipo de Javi Vadillo que superó por la mínima al Aurrera de Vitoria al que se podría tildar como el mejor equipo que hasta ahora ha pasado por Mallona. Un rival difícil pero ante el cual el conjunto bilbaino estuvo a la altura y supo manejar el marcador a su favor, aunque no fue fácil. Porque enfrente tuvo al Aurrera que se mostró como un equipo intenso, aventajado en el juego directo, hábil también en las segundas jugadas y al choque, además de poseer un carácter muy vertical en sus acciones de ataque. Con todo y con eso el equipo de Fika supo hacer frente con éxito a las virtudes de los gasteiztarras. Sobre todo en la primera parte, en la que el Danok A jugó en campo rival, dominando el juego y además logró su premio al cuarto de hora en un penalti cometido sobre Xabi Amorrortu y que materializó desde los once metros Eder Sánchez. Todavía pudo ampliar más su ventaja el conjunto bilbaino en dos claras ocasiones desperdiciadas: una de Diego Ruiz y otra de Eder Sánchez, tras un pase en profundidad, que no pudo controlar con éxito dentro del área pequeña.

En la segunda mitad, a pesar del marcador a favor para los de casa, el dominio en el juego no fue el mismo. No hubo continuidad en el juego por parte de los locales y aunque no se llegó a sufrir el equipo corrió demasiado y empezó a notar su desgaste físico. Aún así, Oinatz Ramos enganchó un balón en el área para hacer el 2-0 a falta de media hora para el final. La ventaja era grande pero había demasiadas transiciones en el juego y el Danok no fue capaz de madurar el partido a pesar de esa gran distancia en el luminoso. Los de casa buscaron el área rival aunque no era necesario y el desgaste fue notorio hasta el final. En el minuto 93, el Aurrera de Vitoria logró el 2-1 y el partido se acabó. Afortunadamente para el Danok.

En conclusión, un triunfo muy valioso, ante un rival difícil, el más cercano perseguidor de los que pueden ascender, y el Danok que ofreció de nuevo su mejor cara. Un equipo supermotivado en el liderato, que corrió mucho, que jugó bien y que supo sobreponerse a las adversidades que propuso el rival. Un equipo que está demostrando su calidad y su compromiso.  Ahora toca pensar en el próximo rival, el Tolosa, que solo ha perdido un partido como local, contra el Leioa B, por 0-1. También empató en casa con Antiguoko B (2-2), e Indartsu y Bergara (1-1). Ha derrotado a Santutxu B (3-1) y Barakaldo (2-1). El partido se jugará en su campo de hierba artificial.

Deja un comentario