Quedaba un partido de trámite, ante el siempre complicado y exigente Santutxu, y se perdió por 2-1 en Mallona, con un temprano tanto de Gaizka Oza, pero el Danok Bat hizo valer el choque de ida, en el que los de Fika habían vencido por 3-0; así que por 4-2 el conjunto de Luis Garma repite final de Copa Vasca de Juveniles, y será en Mallona, como el año pasado, pero esta vez frente al Eibar que venció por 0-1 en casa del Arenas.

DANOK BAT JUVENIL A: Ander Ordoñez, Unai López Vicente, Iker Ansotegi, Ander Blanco (Adrian Pérez ‘Bolo’), Jonan Cardoso, Gaizka Oza (Markel Mayo), Mikel Cortazar, Bittor Fruniz, Mikel Cubillo (Jon Calero), Jacob Duque (Ander Durán) y Iñigo Cortázar (Iban Ribeiro).

Pronto puso tierra de por medio el Danok Bat frente al Santutxu. El 3-0 de la ida pesaba bastante, pero, en el minuto 4, Gaizka Oza después de un par de rechaces en un saque de esquina marcó de espaldas y de espuela el 0-1. Un tanto que prácticamente dejaba la eliminatoria resuelta para los de Fika, pero el Santutxu tiró de casta y dio pronto la vuelta al marcador para crear dudas. Fueron dos goles que llegaron en los minutos 22 y 27 por lo que quedaba mucho partido por jugarse. El primero llagó en una incursión por la banda derecha y desde el pico del área el delantero del Santutxu soltó una gran disparo que se coló por la escuadra.  El segundo en un pase interior entre líneas superando por alto a Ander. El Danok Bat se puso a la tarea e intentó que el reloj corriera cuanto antes. Oza probó suerte desde la frontal.

En la segunda parte, el escenario fue parecido. El Santutxu quería meter miedo en el marcador, pero no lo logró. El Danok apenas se acercó a la meta rival en el segundo acto.

Deja un comentario