Mallona vivió la derrota por 1-2 del Danok Bat Cadete Liga Vasca frente al líder Real Sociedad en el último suspiro. Buján adelantó a los de Joseba Núñez en la primera mitad y los donostiarras sentenciaron con dos goles en la segunda parte. Tres jornadas restan para el final y en la siguiente el Danok Bat, que es séptimo, visita al Romo que es cuarto clasificado. Por otro lado, el Danok Bat cadete División Honor empató a dos tantos frente al Leioa en el terreno inexpugnable del segundo clasificado como es Sarriena. Se adelantaron los azulgranas, remontaron Sollano y Uria y al final llegó la igualada local. Cuando faltan seis jornadas para finalizar la liga el próximo rival será el Balmaseda que visitará Mallona.

DANOK BAT CADETE LIGA VASCA: Jon García, Jonás Ibáñez, Sergio López, Arkaitz Barrenetxea (Peio López), Unai Gómez (Iñigo Labanda), Asier Del Río (Gabri García), Ibon Alcubilla, Ekain Etxebarria, Unai Gotxi, Jorge Ruiz (Iker Meso) y Ander Zuluaga (Endika Buján).

El Danok Cadete A sufrió la derrota en casa en los últimos instantes frente a la Real Sociedad en un partido muy igualado. En la primera parte los donostiarras salieron muy fuertes dominando el primer cuarto de hora. Poco a poco los bilbainos se fueron desauitando de la presión y empezaron a controlar el partido, gozando de varias ocasiones de gol. En un gran disparo de Ekain marcó Buján en el rechace en el minuto 37.

Tras el descanso, la Real Sociedad adelantó líneas, pero sin llegar a crear ocasiones. El Danok tenía el control del partido. Pero en un error local los guipuzcoanos consiguen el empate en el minuto 50 y el partido se vuelve loco y es un toma y daca. A falta de cinco minutos para el final Asier goza de una gran ocasión, pero el portero txuriurdin responde con un paradón. Y en el último minuto del partido, en una falta inexistente, marcan los visitantes el segundo gol, de cabeza, que les permite seguir en el liderato. Un partido muy igualado en el que pudo ganar cualquiera.

DANOK BAT CADETE DIVISIÓN HONOR: Ibai Garrido, Julen Quintela (Iñigo Fiat), Oier Gil, Julen Calvo, Pablo Ruiz, Ibon López, Jon Mendikote (Iñigo Mendia), Alejandro Díez (Ibai Barck), Iker Uria (Alvaro Uriarte), Gorka Sollano (Ander Larrondo) y Ander Barrenetxea.

Partido bueno, disputado, duro, contra un buen rival, no en vano en Leioa es el flamante segundo clasificado, empatado con el Indautxu. El Danok Bat empezó muy bien, dominando el centro del terreno, con mucha posesión y con dos ocasiones visitantes sin resolver con éxito al inicio del encuentro. Pero en una jugada desafortunada de los bilbainos, en un balón largo, los locales ganaron la disputa y con un centro desde banda izquierda, al despejar hubo poca contundencia en la defensa y costó el primer gol en el minuto 6. Los de Astoreka mostraron su capacidad de reacción y llegó el golazo del empate, desde banda izquierda, que tras dos remates dentro del área, culminó Gorka Sollano en el minuto 10. Continuó el partido con muy buen fútbol y el Danok mostrando una gran versión hasta que el equipo de Fika empezó a acusar el esfuerzo del martes pasado en el torneo de Tajonar. El Leioa aprovechó la circunstancia y el partido se igualó en el centro del campo. Los azulgranas dieron un paso adelante y al Danok le costaba salir ahora. Aun así el equipo bilbaino se rehizo bien, aguantó el empuje e incluso gozó de algún acercamiento a la puerta rival. En uno de ellos, en el minuto 38, llegó el golazo de Iker Uría en una jugada de derecha a izquierda, en la que a siete metros de la frontal del área acertó con la red de los de casa con su zurdazo.

El calor achuchaba en el segundo tiempo y el Danok se quedó en inferioridad numérica. El equipo se mantuvo ordenado y la iniciativa ya caía más del lado local. En algunas fases el Danok lograba mantener el balón. El Leioa presionó en busca del empate y casi al final, en una acción desgraciada, de nuevo, no se apretó en ataque y en una contra llegó la igualada. El Danok acabó muy cansado pero contentos por el buen trabajo realizado en un campo complicado y ante un potente rival.

 

Deja un comentario