Con los Cadetes y Juveniles en valencia participando con Euskadi en el campeonato estatal interautonómico sub-18 y sub-16, el Cadete de Honor toma el principal protagonismo en esta jornada. En una complicada y exigente liga el Danok Bat Cadete División Honor se mantiene en el ecuador de la clasificación tras vencer en Mallona con merecimiento al Indartsu por 4-1. Ander Barrenetxea, Oier Gil, Alejandro Díez (penalti) y Ander Larrondo fueron los goleadores locales. El Indartsu recortó en el marcador en la segunda parte también desde los once metros. En la próxima jornada el Danok juega en casa del Barakaldo.

DANOK BAT CADETE DIVISIÓN HONOR: Ibai Garrido, Ugaitz Elgea, Oier Gil, Ugaitz Martínez, Julen Quintela (Ibai Barck), Ibon López , Jon Mendikote (Alvaro Uriarte), Alejandro Díez, Iker Uria (Pablo Ruiz), Gorka Sollano (Ander Larrondo) y Ander Barrenetxea (Iñigo Mendia).

Aseada y merecida victoria del Danok Cadete B frente al Indartsu. Los pupilos de Arkaitz Astoreka asediaron la puerta rival desde el primer minuto. Ander Barrenetxea erró un penalti cometido sobre él mismo en el minuto 12. Seguido el Danok marcó pero el tanto fue invalidado por fuera de juego. Al cuarto de hora llegó el 1-0 obra también de Ander Barrenetxea al batir al portero visitante por bajo en una rápida llegada de los de casa. El dominio bilbaino era total. De nuevo Ander Barrenetxea remató de cabeza al larguero en la búsqueda del segundo gol. Gorka Sollano también gozó de una ocasión que finalizó fuera. El Indartsu apenas creaba peligro en la puerta contraria, a excepción de un remate de vaselina, con el portero fuera del marco, que no logró finalizar con acierto. En los últimos diez minutos antes del descanso el Indartsu mejoró.

Pero tras el descanso, el Danok fue más efectivo. Oier Gil desaprovechó una nueva ocasión dentro del área con su remate arriba. En el minuto 50, llegó el segundo gol de los de Fika. Llegó en un saque de esquina en el que erró el portero visitante y Oier Gil aprovechó para marcar. Cinco minutos después el Indartsu recortó en el marcador merced a un nuevo penalti, cometido por Ugaitz sobre un delantero visitante. El partido ganaba en intensidad aunque el Danok disipó cualquier duda en el minuto 60 consiguiendo el 3-1 también de pena máxima cometida por el guardameta visitante sobre Gorka Sollano que materializó Alejandro Díez. Ya no hubo más partido porque el Indartsu acabó cediendo y bajó los brazos. En el minuto 65 llegó el 4-1 con el que se cerraba el marcador. Fue en una preciosa jugada de los bilbainos que acabó con un pase desde la derecha de Alejandro Díez y remate de Ander Larrondo.

Deja un comentario