Dieciocho puntos de dieciocho posibles. Seis partidos de seis jugados. Es un comienzo soñado para cualquier entrenador. Y es que el conjunto de Luis Garma sumó su sexto triunfo en Mallona, sin ningún rubor, por 3-1, goleando en una primera parte perfecta, como la tormenta que caía sobre los jugadores del Danok Bat Juvenil División Honor y el Numancia, hasta ayer segundo, y ahora tercero en detrimento de un Valvanera que vuelve a ser medalla de plata a cinco puntos de los nuestros. Una desapacible mañana, en cuanto a lo meteorológico, pero alegre en cuanto a lo futbolístico de los bilbaínos, con el doblete de Iban Ribeiro y el tanto de Jon López, que pesaron demasiado para la reacción soriana que llegó tras el descanso con el tanto visitante. la próxima salida es a Txolon contra el Amorebieta y será el viernes.

DANOK BAT JUVENIL DIVISIÓN HONOR: Ekaitz Peñalver, Ander Blanco, Mikel Cortázar, Iker Ansotegi, Jonan Cardoso, Markel Mayo, Jon Calero (Bittor Fruniz), Jon López (Mikel Cubillo), Andoni Pérez (Ander Durán), Unai Buján e Iban Ribeiro (Jacob Duque).

Nuevo triunfo del Juvenil del Danok A ante su inmediato perseguidor en la tabla, como era el Numancia. Llegó después de una desatada primera mitad de los de casa que desarboló por completo los planes del conjunto de Soria. El Numancia sabía a dónde venía y comenzó parapetado en su terreno con una presión alta a la defensa del Danok Bat. Pero el Danok pronto comenzó a carburar. Calero asiste a Andoni que prueba suerte con un disparo cruzado que despeja el portero visitante. Andoni se cuela en el área, con un pase orientado, y tras pisar línea de gol su pase atrás no encuentra dueño. Un error en la salida de balón local obligó a Ekaitz a violar en su despeje. Una nueva indecisión en defensa provocó otro acercamiento del Numancia que Ekaitz respondió con otro paradón. El partido era de ida y vuelta. Iban se revolvió en el área, tras un envío de Cardoso. El Danok empezaba a llegar con más mordiente. Ander se pasó de frenada a la salida de un córner lanzado por Calero. Ekaitz siguió seguro y atajó un balón que se acercaba a la base del poste. Andoni empezó a hacer de las suyas y entraba en el área rival como quería. Volvió a pisar área y su disparo fue taponado en última instancia. Ander disparó desde lejos con mucha intención junto al palo. Hasta que en el minuto 24 llagó el primer tanto. Andoni se cuela en el área con cinco defensores alrededor y cede a Iban Ribeiro que de un disparo certero lleva el esférico a la red. Era el permio al esfuerzo, la constancia, la insistencia. Y en el minuto 33 llegó el segundo Andoni asistió a Jon López que piso línea de fondo y sin apenas ángulo llevó el balón a la puerta soriana. En pleno desconcierto del Numancia llegó el tercer tanto en el minuto 39. Jon López se cuela vertiginosamente por su banda derecha cede a Iban Ribeiro que como en el primer gol, de forma violenta, marca otra vez. Un golazo.

La segunda parte fue otra historia. El Numancia asumió la derrota casi en su totalidad y el Danok se dejó llevar. Ekaitz volvió a aparecer en tres llegadas visitantes. Los de Luis Garma aguantaron bien y perdonaron también en varias contras. Jon puso un balón a la cabeza de Andoni y su remate se escapó fuera por poco. Calero remató fuera solo, Cubillo, por dos veces, se encontró con el portero soriano disparando desde la frontal y, al final, en el minuto 86 el Numancia decoró el resultado, aprovechando un pase a la espalda de la defensa. Justa victoria, buen Numancia superado en la primera parte y mejorado en la segunda.

Deja un comentario