Con un tanto de Arnau cumplida la primera media hora, el Danok Bat Juvenil Liga Nacional venció al Barakaldo en Mallona (1-0) en un intenso partido entre vizcaínos. El Danok B continúa tercero en la clasificación y en la próxima jornada viajará a Zubieta para medirse a la Real Sociedad. Por otro lado, el Danok Bat Juvenil Liga Vasca ganó 2-1 al Gernika, también en Mallona, con goles de Añibarro de penalti y Buján. Con estos tres puntos el Danok C consigue la salvación matemática. Solo quedan tres citas para el final de liga y la próxima será en casa del Balmaseda. El Danok está empatado por el séptimo puesto.

DANOK BAT JUVENIL LIGA NACIONAL: Ekaitz, Gaizka (Iñigo Cortazar), Ander, Korti, Lopi, Markel, Calero, Julen, Bittor (Robles), Arnau (Jacob) y Ribeiro.

Valioso triunfo por la mínima en Mallona del Danok Bat Juvenil de Liga Nacional frente a un necesitado Barakaldo. Encuentro muy nivelado entre dos equipos que lo intentaron, sin suerte, hasta que el Barakaldo marcó antes de la media hora, aunque el tanto fue anulado por fuera de juego. Después de que un disparo desde la frontal lo aprovechara en su rechace un delantero barakaldes en posición ilegal. En el minuto 35, fue el Danok Bat el que encontró la red, en una jugada combinada finalizada con éxito por Arnau. Los locales llegaban más aunque les faltaba acertar en los últimos metros. En la segunda parte el partido estuvo mucho más trabado y el juego no tuvo continuidad. Los de casa acabaron pidiendo la hora ante el empuje de los de Ezkerraldea.

Merecida victoria ante un gran Gernika. Danok Bat 2-1 Gernika

DANOK BAT JUVENIL LIGA VASCA: Ander, Markel, Mikel, Unai López, Eder, Danel (Beloki), David, Buján (Beñat), Jon (Ioritz), Añibarro (Estévez) y Dani (Zalbi).

El Juvenil C consiguió el domingo en Mallona tres valiosos puntos ante el Gernika, en uno de los mejores encuentros de la temporada, especialmente en la primera parte. Los de la villa foral jugaron un gran encuentro, que se mantuvo abierto hasta sus últimos compases. Los de Asier Ormaza comenzaron el partido con mucho empuje. Ya en el minuto 3 Unai Buján dispuso de la primera oportunidad, con un disparo que no encontró portería por poco. En el 14 sería Dani quien probaría sin fortuna y en el 21 Aitor cabeceó por encima del larguero. El Danok apostaba por la combinación, con jugadas trenzadas y sin apenas rifar el balón, creando la mayor parte de las oportunidades claras. En el 25, Buján de nuevo dispararía con intención, poniendo a prueba el portero.

El Gernika, aunque sin ocasiones claras, llegaba a menudo a las cercanías del área de Ander, con jugadores de gran calidad en el centro del campo y rapidez en los extremos. El partido era intenso y muy atractivo para la grada. El primer gol llegaría de penalti sobre Eder en el minuto 35, en una internada por la banda izquierda. Transformó con aplomo Añibarro. El propio Aitor dispuso de otra oportunidad clarísima en el 40, pero se desequilibró en el momento de empujar el balón a la red.

En la segunda parte, la intensidad del juego se mantuvo en el primer cuarto, hasta la llegada del 2-0, obra de Unai Buján tras una gran jugada y asistencia de Añibarro. El Gernika no se arrugó y recortaba distancias dos minutos después en una jugada individual de un delantero gernikarra (ayudado con la mano, eso sí) que culminó con pase de la muerte y el 2-1.  A partir de ahí, los nervios acompañarían al encuentro hasta su final. Los visitantes trataban de empatar, especialmente en las jugadas a balón parado. A falta de cinco minutos para el final, en una falta directa, Ander tuvo que sacar un balón que se colaba junto al palo derecho. Con este resultado, y a falta de tres encuentros para el final de la Liga, el Danok se asegura un puesto en la mitad de la tabla.

Deja un comentario