Por la mínima cayó derrotado el Danok Bat Juvenil Liga Nacional en su visita a Ibaia frente al Alavés. Un choque muy reñido que se decidió después del descanso por parte local aunque en la primera parte los gasteiztarras erraron una pena máxima. Este fin de semana no hay liga por el encuentro de selecciones. Por otro lado, el Danok Bat Juvenil Liga Vasca tampoco pudo sumar en su visita al Félix Garín frente al potente Sanse. Los donostiarras se adelantaron con 2-0 y Danel marcó el tanto bilbaíno antes del descanso. Aunque la derrota no fue merecida los guipuzcoanos ampliaron la cuenta a 3-1. Tampoco tiene liga el Juvenil C el próximo fin de semana.

DANOK BAT JUVENIL LIGA NACIONAL: Ekaitz, Julen, Ander, Unai Lopez, Lopi, Korti, Calero, Jon (Gaizka), Bujan (Jacob), Robles (David) y Ribeiro (Bittor).

Derrota por la mínima del Danok Bat Juvenil B en la capital gasteiztarra en un partido muy disputado y nivelado. En la primera parte el Danok gozó de más llegadas a la puerta rival aunque fueron los de casa los que fallaron un penalti antes del cuarto de hora, cometido por Jon en una entrada en la línea de fondo tras un saque de córner. La ocasión más clara del Danok fue al principio del partido tras una buena combinación y pase entre líneas a Buján solo ante el portero se le marchó el balón fuera. De todas formas fueron los babazorros los que mantuvieron algo más de dominio del balón en el control del juego. El marcador no se movió en el primer acto.

Pero recién reanudado el encuentro, en el segundo minuto, el Alavés tomó ventaja en el marcador. Un balón en largo que no se logró despejar por parte de la defensa bilbaína y el delantero local desde la frontal del área empuja a portería vacía. Excepto el gol esta segunda mitad resultó completamente dominada por el conjunto bilbaíno pero sin materializar las ocasiones creadas. Tampoco tuvieron que realizar ninguna parada ninguno de los dos porteros pero el dominio ha sido con total del Danok, aunque el equipo de Luis Garma se marchó con la derrota debajo del brazo. Se llegaba hasta el borde del área pero sin claridad de ideas para finalizar con éxito las llegadas de peligro.

 

Derrota inmerecida del Juvenil C en Donostia
DANOK BAT JUVENIL LIGA VASCA: Ander Ordóñez, Markel Arana, Adriám ‘Bolo’, Mikel Corral, Eder Martínez, Danel Agudo, Adrián Beloki (Gorka García), Unai Zalbide (Ioritz Tamayo), Alberto Loidi (Beñat Maiztegi), Dani Jiménez (Jon Suárez) Aitor (Edwin Baun).

El equipo que dirige Asier Ormaza no mereció perder el domingo en Donostia. Jugó mejor, dispuso de más y mejores oportunidades y se dejó la piel en el campo, pero la ley del fútbol es implacable. Los locales aprovecharon con inteligencia las contadas opciones de las que dispusieron para retener los tres puntos, mientras que los bilbainos pagaron muy caros tanto sus errores en defensa, como la incapacidad para materializar las clarísimas ocasiones que supieron crear.

Desde el minuto cero, el encuentro no pintaba bien para el Danok. El terreno de juego del Félix Garín, colegio de los Jesuitas en la capital guipuzcoana, por sus muy reducidas dimensiones y deficiente estado del césped, hacía presagiar un encuentro complicado. Los locales, con un conjunto experimentado a base de jugadores de último año de juvenil y de mucha fuerza, aprovecharon sus bazas para convertir su feudo en una fortaleza poco menos que inexpugnable a base de un fútbol muy físico, apelmazado y de balones elevados, más en busca de los errores ajenos que de los aciertos propios. Y acertaron, en no pocas ocasiones con la ayuda arbitral. En el minuto 22, una falta inexistente al borde del área supondría el 1-0 gracias a un lanzamiento directo –eso sí, muy bien ejecutado– que se coló rozando el poste. El 2-0 llegaría fruto de un error defensivo visitante, diez minutos después. A los de Fika les costó rehacerse, pero lo consiguieron. En el minuto 41, una bonita jugada de desborde de Alberto Loidi terminaría con un pase a Danel, que no perdonaría el empate.
Pero el perdón fue, precisamente, el gran error del Danok en la segunda mitad. Los de Ormaza jugaron mejor, dominaron el terreno de juego y superaron claramente a su rival. Fruto de ello vendrían hasta cinco ocasiones muy claras de gol de Danel, Markel, Ioritz, Zalbide y Beñat. Pero ninguna entró. Y a la postre, cuando se olía el empate, otro fallo en defensa terminó por cerrar el encuentro.

Deja un comentario