El Danok Bat Juvenil División Honor empató 2-2 frente al Arenas en Mallona en un partido con lesionados, expulsiones y goles a última hora. Andoni de disparo cruzado y Salva de cabeza en un córner adelantaron a los de Fika. Las lesiones de Sergio y Legarreta trastocaron los planes locales; al igual que la expulsión de Oza. Al final llegó la igualada del Arenas. La próxima jornada el equipo de Oscar Santiago viaja a casa de la Txantrea que tiene un punto más en la clasificación.

DANOK BAT JUVENIL DIVISIÓN HONOR: Galder Aretxaga, Yeray Gómez, Asier Legarreta (Beñat Díez), Gaizka Oza, Iker Salvador, Iñaki Bilbao, Andoni Pérez, Sergio López (Aitor Aguinaga), Beñat Andonegi (Gorka Gisasola), Iker Alday y Aitor Calvo (Jon Jodar ‘Jota’).

Empate accidentado del Danok Bat Juvenil A en su encuentro en Mallona frente al Arenas que finalizó con un dos a dos después de ir ganando por dos goles de ventaja. Accidentado, por las dos lesiones tempranas (Sergio y Lega) que trastocaron los planes del técnico bilbaíno y la posterior expulsión de Gaizka Oza que vino a rematar las incomodidades, con más de media hora de encuentro por disputarse con un hombre menos para los de Oscar Santiago. Empezaron bien las cosas para los de casa. En el minuto 7, Andoni recibe un balón en el borde del área rival y se va escorando hasta encontrar el momento para marcar de disparo cruzado sorprendiendo al portero visitante. El dominio era alterno, con ocasiones para marcar más para los de casa, pero sin suerte en la definición.

Tras el descanso, el Danok salió entonado con cuatro ocasiones entre ellas el gol. Un mano a mano de Calvo contra el portero y una falta lanzada también por Calvo acabó con el balón en la escuadra después de estirarse bien el portero del Arenas. El segundo tanto fue de Salva al rematar de cabeza un balón a la salida de un saque de esquina. Todo parecía encaminado. Pero un estrepitoso fallo individual estrepitoso dejó al Danok Bat en inferioridad y la defensa quedó tocada. El equipo perdió la posesión del esférico y con ello se quedó sin identidad. No se supo mover, el Arenas generó ocasiones. Galder tuvo que realizar dos paradas antológicas. Y con la posesión visitante llegaron dos tantos de la misma manera. No se supieron tapar bien los espacios defensivos. Hay que tener en cuenta que en la línea defensiva nadie jugaba en su posición natural. No pudimos contrarrestar al rival. Al final, un punto para cada uno. Un resultado justo con el dominio visitante en la última media hora. Como lectura final sería intentar no cometer esos errores individuales que tanto nos están penalizando.

Deja un comentario