El Danok Bat Juvenil Liga Nacional sigue con su racha de triunfos y en Mallona frente al Santutxu B sumó su sexta victoria consecutiva, que junto con el empate de la Real B en Berio, deja al Danok Bat en el liderato del grupo en solitario. El gol del triunfo (0-1) fue obra de Unai Zarraga en el minuto 11 del derbi y la otra gran noticia es la cuarta jornada seguida del equipo de Javi Vadillo sin encajar un gol. El próximo rival será el Zarautz en Mallona.

DANOK BAT JUVENIL LIGA NACIONAL: Unai Hernando, Ixai Del Cura, Alejandro Ríos, Ustaritz Exposito, Jon Díez (Pello Arana),  Izan Coca (Xabi Amorrortu), Diego Ruiz (Aitor Lacuesta), Eder Sánchez, Oinatz Ramos (Alejandro Sacristán), Unai Zarraga (Lander Higuero) y Jon López.

El Danok A sigue en racha. No solo por los seis triunfos que ha logrado enlazara el conjunto de Javi Vadillo, sino por el momento dulce de juego que despliegan los bilbainos. Porque así empezó el derbi frente al Santutxu B, con una primera mitad muy vistosa, con un buen dominio y control del centro del campo y asumiendo la iniciativa en un reñido partido. El Santutxu también jugaba en largo y proporcionaba huecos por dentro muy bien aprovechados por Eder que se convirtió en una pesadilla para su rival. En el minuto 11 una recuperación de Izan, y tras una jugada enlazada de varios pases, le llegó a Jonlo que descargó el balón y su pase hacia la izquierda encontró el remate de cabeza de Eder logrando inaugurar el marcador. El Danok jugaba bien y creaba situaciones de peligro aunque no consiguió aumentar la cuenta. Dos muy claras de Oinatz; una a pase de Jonlo que remató desde fuera del área y otra tras un pase filtrado en la que se enredó y no pudo finalizar con éxito. Izan recuperaba muchos balones y el Santutxu sufría aunque mantenía el tipo. En una falta lateral los locales remataron de cabeza pero Unai desbarató la ocasión.

En la segunda mitad, el partido cambió por completo. El Santutxu mejoro en su estrategia y al Danok le costaba salir por dentro de su terreno de juego. Tampoco le fue bien al conjunto visitante la posibilidad del juego directo. Los de casa dominaban aunque tampoco creaban peligro real. Lo único que se mantenía era la incertidumbre del resultado que era muy corto. En líneas generales el Danok se mostró serio en su retaguardia y mantuvo su ventaja en el marcador hasta el final. El próximo rival será el Zarautz en Mallona, el sábado, a las 18 horas. El conjunto guipuzcoano ha ganado un partido fuera de casa, en Mallona contra el Santutxu B, empató en casa del Aurrera de Vitoria y perdió en Sarriena contra el Leioa B y en Bergara.

Deja un comentario