No se pudo cumplir el famoso dicho futbolístico de ‘entrenador nuevo, victoria segura’ para el Danok Bat Juvenil División de Honor que se volvió de vacío de Tudela, al perder por la mínima (1-0) frente a un rival directo como es el Tudelano. El equipo, en el que debutaba en el banquillo bilbaino el técnico Arkaitz Astoreka, hizo méritos suficientes para sumar fuera de casa, pero, una jornada más, la falta de acierto penalizó demasiado al conjunto de Fika que además recibió el único tanto del encuentro tras el descanso. La próxima jornada, nueva salida para el Danok Bat A que tomará rumbo a la capital riojana para medirse a la UD Logroñés, con seis puntos más en la clasificación.

Deja un comentario