En una excelente racha de cuatro victorias consecutivas llegaba a Mallona la SD Eibar, afincado en la segunda plaza, sin embargo el Danok Bat Juvenil División Honor consiguió frenarle con un valioso empate, 1-1, que mantiene al conjunto de Jonathan Ledesma en el ecuador de la tabla clasificatoria. Un punto que alarga la racha de los de Fika a cinco jornadas seguidas sumando, tres triunfos y dos empates. La próxima cita del Danok Bat A será en Berio contra el Antiguoko.

JUVENIL DIVISIÓN HONOR: Jon García, Asier Aurtenetxe, Adrián Etxaniz, Ekaitz Pascual, Iñigo Del Val, Markel Zuluaga (Aitor Garrido), Ibon Alcubilla, Jonás Ibáñez (Jorge Ruiz), Unai Gotxi (Iker Uria), Endika Buján y Ekain Etxebarria (Mikel Ortiz).

Vieron tarjeta amarilla los locales Ekain Etxebarria, Ekaitz Pascual y Asier Aurtenetxe.

Punto de valor del Danok Bat ante el Eibar uno de los primeros clasificados después de una mala primera parte que fue corregida tras el descanso. El conjunto armero empezó mejor el encuentro y se hizo con el control del juego. Aun así, Buján gozó de una gran ocasión en una contra que no pudo finalizar con éxito. El gol del conjunto guipuzcoano llegó en el minuto 27 en un saque de banda que sin ningún peligro generó un mal despeje hacia la portería de Txopo y con un pase atrás y remate el Eibar tomó ventaja. En la segunda mitad, el Danok Bat se hizo dueño del centro del terreno, empezando a ganar disputas y caídas algo que no había logrado en el primer acto. Jorge pudo hacer el empate en el minuto 49, pero su finalización de cabeza se marchó fuera. En el minuto 52 el Eibar se quedó en inferioridad, por una entrada de un rival sobre Ekain y su consiguiente protesta. Los de Fika aprovecharon la situación y el empate llegó en el minuto 58  obra de Ekain Etxebarria, tras un aprovechar un rechace de un disparo de Buján que había repelido el poste. Jorge pudo marcar el segundo pero el portero visitante blocó el esférico. Buján en un mano a mano con el guardameta tuvo la ocasión más clara para conseguir la victoria pero el balón salió rozando el poste. Pero en la recta final el Danok Bat se precipitó en su juego intentando llegar al área rival y propició que el Eibar aprovechase los espacios. Las jugadas a balón parado se sucedieron a consecuencia de varias faltas. En una de ellas botada desde el centro del campo, el conjunto azulgrana encontró la espalda de la defensa local pero la finalización acabó por encima del larguero.

Deja un comentario