Tras la derrota en Ibaia, el Danok Bat Juvenil División Honor retornó al triunfo ante un combativo Eibar que a pesar de perder por 3-0 en Mallona dio muy buena impresión y vendió muy cara su derrota. Cubillo y dos tantos de Iban Ribeiro, uno de ellos de penalti, certificaron una victoria en la que los armeros llevaron el peso del encuentro. La próxima cita de los de Luis Garma es en Donostia frente al Antiguoko.

DANOK BAT JUVENIL DIVISIÓN HONOR: Ekaitz Peñalver, Ander Blanco, Mikel Cortázar, Gaizka Oza, Jonan Cardoso (Unai López Saratxo), Markel Mayo, Jon Calero, Mikel Cubillo (Bittor Fruniz), Unai Buján (Iker Ansotegi), Anoni Pérez (Jon López) e Iban Ribeiro.

Aseado triunfo del Danok Bat Juvenil A ante el Eibar que mantuvo el dominio del centro del campo y la posesión del esférico. Los de Luis Garma resultaron más prácticos y se alzaron con el triunfo quizás con un resultado demasiado abultado. Seguramente los armeros pagaron su esfuerzo físico de la primera mitad y en la segunda el conjunto local, que se había ido al descanso con ventaja, amplio el marcador por dos veces más.

A la media hora el Danok Bat se adelantó en el marcador. Cubillo recibe un balón en banda izquierda, hace un recorte, se orienta hacia dentro, y con la derecha desde fuera del área pone el balón con rosquita en el segundo palo. El resultado era engañoso. Los guipuzcoanos habían mostrado un gran despliegue físico y el Danok Bat había logrado aprovechar su oportunidad. El Eibar, por su parte, malogró dos o tres ocasiones clarísimas, dos goles anulados por fuera de juego y un gol fantasma en un remate que dio en el larguero y botó supuestamente en la línea para después salir fuera.

En la segunda mitad el partido mantuvo la misma tónica mostrando su efectividad en la puerta rival. Una jugada de Cubillo acabó en pena máxima que Ribeiro materializó desde los once metros, cumplida la hora de juego. El tercer y definitivo gol lo marcó también Iban Ribeiro en el minutos 85, en una jugada de ataque del equipo de Fika que tras varias combinaciones se quedó el balón suelto dentro del área y Ribeiro aprovechó a marcar. Fue una segunda parte también ha sido de mayor posesión y dominio del Eibar, con menor intensidad que la de la primera parte, pero qué estéril a la puerta contraria. El Danok más efectivo, con pocas llegadas, aprovechó el camino del gol.

Deja un comentario