Con un gol de Calvo en la segunda parte, al que hay que añadir el resultado de la ida en Ibaia (2-2), el Danok Bat A se coló en la Final de la Copa Vasca Juvenil tras vencer en la vuelta de semifinales al Alavés A por 1-0 en Mallona. Un partido muy táctico y muy bien gestionado por los de Luis Garma ante un rival muy potente que se quedó a las puertas de la gran final. El que si estará en la última cita es el Alavés B que eliminó en semifinales al Eibar y jugará en casa del Danok este fin de semana (fecha y hora aun sin confirmar) la gran final de Copa Euskadi de Juveniles.

DANOK BAT JUVENIL A: Galder, Aguinaga, Legarreta, Oza (Iván), Yeray, Beñat, Bilbao (Jacob), Jota (Olazabal), Andoni, Alday y Nates (Calvo).

Reñida eliminatoria de vuelta del Danok Bat A frente a un correoso y exigente Alavés por un puesto en la final de Copa Vasca de Juveniles. Un partido muy nivelado y poco vistoso que se decidió en la segunda parte con un gol de Calvo. El partido no tuvo un dominador claro. Los babazorros buscaban desde el inicio la puerta rival. Arriba remató su delantero centro y su extremo cruzó demasiado el balón. El Danok también empezó a buscar la puerta gasteiztarra. Nates probó suerte en una falta directa que también acabó con un balón cruzado. Galder en otra aproximación visitante tuvo que despejar de puños. Alday sacó un peligroso centro desde la izquierda y el portero del Alavés despejó con mucho riesgo hacia su portería. El balón rondaba las áreas pero no con peligro suficiente. Andoni puso un buen centro desde la derecha e Iñaki Bilbao lo intentó en una falta directa. Pero nada. Antes del descanso, el Alavés gozó de la mejor ocasión para adelantarse en el marcador. De un zurdazo un visitante estampó el balón en el larguero que aun está moviéndose.

En la segunda parte el Alavés salió mejor entonado en busca del gol. Fueron los mejores momentos de los de Ibaia. Sin embargo, el Danok aguantó el empuje con orden y solidez y además tampoco sufrió como para perder la eliminatoria. A falta de un cuarto de hora, Calvo, que había salido de refresco, se inventó una genialidad marcando con un balón desde el borde del área. Ese gol dio la tranquilidad a los de casa que ya no pasaron más apuros y se llevaron el gato al gua.

El Danok Bat jugará el próximo fin de semana la final de la Copa Vasca de Juveniles en casa y el rival será el Alavés B.

Deja un comentario