Con la nieve como protagonista este fin de semana, obligando a suspender los encuentros del Danok Juvenil A en Soria y del Juvenil B en Beasain, el Danok Bat Juvenil de Liga Vasca pasó a ser nuestro equipo franquicia de la jornada. Y no fue un buen día para el equipo que entrena Asier Ormaza y Toño Gomes ya que el Romo logró vencer al conjunto bilbaino por 2-0 en Gobela, con un curioso tanto, el primero de los locales, conseguido por su guardameta con una potente volea desde el centro del campo. La próxima jornada el Danok Bat Juvenil C recibe en Mallona a la Cultural de Durango.

DERROTA ANTE EL COLISTA. Romo 2 – Danok Bat 0

DANOK BAT JUVENIL LIGA VASCA: Ander Ordóñez, Markel Arana (Mikel Corral), Adrián ‘Bolo’, Asier Grande, Eder Martínez, Beñat (Unai Arévalo), Danel Agudo, Iker Estévez (Adrián Beloki), Jon Suárez (Aitor Añibarro), Ioritz Tamayo, Unai Zalbide (Dani Jiménez).

El Juvenil C inició el año con mal pie en Gobela. La derrota ante el colista coloca al equipo en una zona delicada de la tabla y aunque todavía queda mucha liga por delante, conviene no relajarse para evitar entrar en dinámicas comprometidas.

Una vez más, los de Fika dispusieron de más ocasiones que su rival, pero terminaron perdiendo el partido. En los primeros compases del choque, los locales empujaron mucho y Ander tuvo que intervenir en un par de ocasiones. También Beñat dispuso de una oportunidad en el minuto 25, con un disparo que atrapó el portero getxotarra.
El primer gol vendría de una jugada de fortuna para el Romo. En el minuto 29, un contraataque del Danok fue cortado por el portero local, que despejó con potencia desde el centro del campo, sorprendiendo a Ander demasiado adelantado; el balón se coló rozando el larguero.

A partir de ahí, los de Asier Ormaza apretaron y controlaron el terreno de juego, con un Romo más encerrado en su campo. Pero, a pesar de ello, el Danok no encontraba el camino del gol. Y eso ya es una constante, según certifica la estadística. El Danok es el sexto equipo menos goleado de la liga, pero solo hay dos conjuntos que han metido menos goles (Real Unión y Romo, ambos en puestos de descenso).

Ya en la segunda parte, con los visitantes decididos a dar la vuelta al marcador y la impresión de que la remontada era posible, una jugada de contragolpe en el minuto 62 terminaría por decidir el encuentro a favor del colista.
Con el marcador a su favor, el Romo se dedicó a parar el ritmo del partido continuamente y sin disimulo. Mientras, el Danok se acercaba con peligro, pero finalmente no logró alterar el tanteador, a pesar de disponer de ocasiones para ello.

Deja un comentario