El Danok Bat Juvenil Liga Nacional sufrió una derrota por 0-3 en su derbi contra el Santutxu en un encuentro en el que el equipo de Fika sufrió la mala puntería en todas sus oportunidades de gol. Además, el Danok Bat Juvenil Liga Vasca también disputó su derbi vecinal y venció al líder Santutxu por 1-2. Por otro lado, en la categoría de Cadetes el Danok Bat Liga Vasca goleó al Lakua en Sansomendi por 1-5. Y, finalmente, el Danok Bat Cadete División Honor, ganó por la mínima 1-0 al Santutxu, con un gol de Anartz, en un día repleto de derbis en Mallona.

DANOK BAT JUVENIL LIGA VASCA: Eneko Ibarzabal, Yurik Franco, Julen Corral, Iker Noval, Jon Díez, Aitor Lacuesta (Unai García), Xabi Amorrortu (Jon Gutiérrez), Alejandro Sacristán (Eneko Axpe), Eder Sánchez (Hugo Ruiz), Unai Zarraga y Jon López.

Vieron tarjeta amarilla: Eder Sánchez, Yurik Franco, Hugo Ruiz, Julen Corral y Unai García.

Difícil jornada se le planteaba al Danok Bat C, después de ocho jornadas sin ganar y afrontando un derbi vecinal en la casa del Santutxu B, encaramado en el liderato, tras sumar doce triunfos, tres empates y sin conocer la derrota en liga. Para colmo el equipo de Rubén Gutiérrez, que completó un encuentro muy serio, se vio por detrás en el marcador en la segunda mitad pero fue capaz de lograr darle la vuelta en los minutos finales con un considerable subidón de adrenalina final para su equipo, rompiendo la mala racha y cogiendo aire clasificatorio. Ahora no olvidar poner los pies en el suelo y seguir con el trabajo diario realizado ya que antes de finalizar el año, el jueves, a las 19.15 horas, afrontan una jornada aplazada en Mallona contra el Añorga, un rival directo con un punto más en la tabla.

En la primera parte al Danok Bat le costó entrar en los minutos iniciales. Quizás los nervios o la responsabilidad de ganar, pero poco a poco los de Fika se fueron entonando y construyeron hasta cinco claras ocasiones que no llegaron a reflejarse en el marcador. El equipo empezó a desesperarse, jugando bien, generando y con fallos en los metros finales que persistían. En la segunda parte la misma tónica, los visitantes elaborando juego y con ocasiones, menos claras, pero con dominio territorial. Sin embargo los locales superaron un balón a al espalda de la defensa del Danok y un delantero fue objeto de pena máxima logrando el 1-0, en el minuto 51. Pero el equipo de Fika no se vino abajo y mostró su capacidad de reacción consiguiendo dar la vuelta al luminoso. Con paciencia, diez minutos después, en una  falta lateral desde el vértice del área, el esférico llegó al segundo palo donde encontró a Xabi Amorrortu que de cabeza hizo la igualada. El partido mantuvo el equilibrio hasta los minutos finales, cuando en una jugada personal por banda de Hugo Ruiz acabó metiéndose hacia al corazón del área y por el palo largo consiguió el 1-2 definitivo.

Deja un comentario