Nuestros Cadetes vivieron un domingo exitoso con dos costosos pero importantes triunfos en Mallona . El Danok Bat de Liga Vasca logró imponerse a la Real Sociedad por 2-0, con dos goles de Sollano y Larrondo, uno al comienzo y otro al final del partido. El Danok se sitúa en la zona alta y la próxima cita será en Lezama contra el Athletic. Por su parte el Danok Bat División Honor también venció a primera hora contra el Gernika por 3-2. Eneko Axpe logró un doblete después empataron los visitantes y el tanto final lo hizo Guti. El Danok con dos triounfos en dos jornadas visitará Tabira para medirse a la Cultural de Durango.

DANOK BAT CADETE LIGA VASCA: Mikel Santos, Iñigo Labanda, Markel Monasterio, Oier Gil, Pablo Ruiz, Ibon López (Alejandro Díez), Gorka Sollano (Peio Fontal), Aiert Mendizabal (Ugaitz Elgea), Ander Arriola, Julen Quintela (Ander Larrondo) y Ander Barrenetxea (Ibai Barck).

Mañana bonita y soleada la que teníamos el pasado domingo en Mallona. El Cadete B había resuelto su difícil encuentro frente al Abadiño y el Juvenil A hacía lo propio minutos antes de comenzar el partido entre el Cadete Liga Vasca y la Real Sociedad, lo que hacía ver mucha gente en las gradas del municipal bilbaíno. Duelo de altura el que se suponía entre dos equipos que no habían empezado la temporada todo lo bien que les hubiera gustado y cuyos jugadores derrochan quilates por todos los costados. Casi sin comenzar el encuentro, nos adelantábamos en el marcador. Los de chavales salían enchufados del vestuario y en 30 segundos se adelantaban en el electrónico. En la primera jugada del partido entró con rapidez por la izquierda Julen Quintela y su centro al área se envenenó y entre el portero donostiarra y el larguero el balón cayó llovido del cielo y lo cazó el oportunista Sollano para marcar. Todo se ponía de cara y la presión recaía en los hombros del equipo visitante. Tras unos minutos de tanteo entre ambas escuadras, los guipuzcoanos se hicieron amos y señores del balón, pero esa posesión no se traducía en ocasiones foráneas; sino todo lo contrario. Estando bien posicionados, el Danok llevaba a la Real Sociedad a donde quería y, ahí, asfixiaba a los realistas. En una de esas, Gorka dio el primero de los sustos. Se plantaba solo delante del portero rival y no conseguía superarle.

El Danok, sin balón, estaba cómodo y la Real seguía sin acercarse a la portería, hoy, defendida por Mikel. Cinco minutos más tarde, otra vez, Gorka tenía una gran oportunidad y, como la anterior, no era capaz de marcar.
Con estos zarpazos que lanzábamos, teníamos atemorizada a la Real quienes, cada vez tenían más dudas a la hora de volcarse hacia la metal rival. Por si el acoso txuri urdin no fuera poco, el viento también quiso ser partícipe del encuentro. La defensa rojilla sufría en los balones aéreos y, en una de esas, Mikel desbarataba una gran oportunidad de “Delpu”.

Llegábamos al descanso del partido y tras él, tocaba cambiar de campo. El viento, esta vez, al igual que el cronómetro, corría a favor de los locales. En el minuto 44 Quintela se lesionaba y, por él, entraba Larrondo. Éste sería el agitador del partido. Su velocidad y verticalidad generaba muchas dudas en el equipo rival. Dudas que no éramos capaces de aprovechar debido al desgaste físico al que nos veíamos sometidos. En el 57, era Peio quien sustituiría a Gorka. Con estos dos nuevos sobre el “tapete”, conseguimos apretar más si cabe a los zagueros realistas y es que, al igual que durante la primera parte, el dominio lo ponían los visitantes, pero las ocasiones llegaban por parte del equipo local. Minuto más tarde entraba Alejandro por Barrene y Barck por Ibonlo. Tiempo después, Elguea apuntalaba la banda derecha sustituyendo a Aiert.

Los minutos pasaban, la Real se impacientaba, Mikel haría otra gran parada y, en el 75 Larrondo mataría el partido.
Con el 2-0 el Danok consiguió bajar los ánimos realistas. Bajó revoluciones al partido, dominó los cinco minutos restantes, los cinco de añadido y aún dispuso de otra ocasión para ampliar el marcador. Gran trabajo el realizado por los chavales quienes, esta semana, viajarán a Lezama para tratar de encadenar una nueva victoria ante el Athletic que se muestra intratable en este inicio de temporada. Enhorabuena por el trabajo realizado y aupa Danok!!!

DANOK BAT CADETE DIVISIÓN HONOR: Eneko Ibarzabal, Iker Silbán, Alejandro Ríos (Ibai Colomo), Gaizka Asensio, Xabier Cortázar (Yurik Franco), Julen Corral (Aitor Goyoaga), Lander Robles, Eder Sánchez (Ibai Pérez), Jon Gutiérrez, Unai Zarraga (Unai García) y Eneko Axpe.

El Danok Bat Cadete Honor venció en Mallona al Gernika por 3-2 en un emocionante encuentro. El equipo de Atsu encarriló muy pronto el partido con dos goles prácticamente calcados. Dos remates de Eneko Axpe en el área tras sendas recuperaciones bilbainas en la salida de balón de los forales. Pero el Gernika reaccionó a tiempo y en el minuto 20 recortó en el marcador. El Danok estaba más intenso que su rival en el primer acto. Tras el descanso, los visitantes lograron la igualada desde el punto de penalti, en una pena máxima cometida por Aaron al entrar por detrás a un delantero foral. Las fuerzas como el marcador se habían nivelado. Pero los de Fika consiguieron en una jugada embarullada el triunfo final tras un par de rechaces y en un rebote el balón llegó a la red obra de Guti cumplida la hora.

Deja un comentario