A sus cinco años recién cumplidos, Mikel apenas llega a la silla para empezar a desayunar. Hoy es sábado y podía dormir más que cuando suele ir a la ikastola; sin embargo, curiosamente, ha dormido bastante menos y también ha desayunado poco a pesar de la insistencia de aita. Los nervios y la ilusión le atenazan. No para de hablar. Lleva esperando mucho tiempo para empezar en la escuela del Danok Bat y su turno ha llegado hoy, al igual que a sus compis del 2016: Paul, Rafael, Julen, Galder… que también estarán en la cola.

Ha sido un día inolvidable. Gorka les ha explicado todo lo que tenían que hacer. Gorka es un mítico jugador del Danok, “nos ha dicho donde juega pero ya no me acuerdo”. Se han repartido en grupos y han corrido, saltado, jugado con las colchonetas y con el balón. Han disfrutado hasta el final. Las txiri bueltas son un poco complicadas para él pero este es tan solo el primer día. El año que viene será de seguido y “lo pasaremos muy bien en Ángeles Custodios. Dicen que jugaremos algún partidillo en Mallona”.

 

Deja un comentario