Otro triunfo que cae del lado del Danok Bat Juvenil Liga Nacional en su choque frente al Lagun Onak. Fue por 2-1 y los goles fueron logrados en la segunda mitad; Korti, luego el empate de los de Azpeitia, y Markel, al final. El Danok B es tercero y la próxima jornada viaja a Gasteiz para medirse al Aurrera de Vitoria. Por otro lado, empate agridulce (1-1) cosechado por el Danok Bat Juvenil Liga Vasca frente al potente Vasconia. Bolo marcó en la primera parte a la salida de un córner y los donostiarras apretaron en la segunda mitad hasta lograr empatar. El Danok C se encuentra clasificado en la mitad de la tabla y la próxima cita es en casa del colista Ordizia.

DANOK BAT JUVENIL LIGA NACIONAL: Pablo, Julen, Markel, Ander (Gaizka), Unai, Korti, David, Buján (Bittor), Calero (Jonlo), Jacob y Ribeiro (Jonan).

Partido de músculo entre el Danok B y el Lagun Onak. Un encuentro con mucho equilibrio e igualdad y cuya primera parte apenas gozó de ocasiones claras. El equipo de Azpeitia, muy físico, aguantó bien las embestidas de un conjunto local que asumía el peso de la creación. Al descanso se llegó con 0-0.

Al cuarto de hora de la segunda mitad, llegó el primer tanto bilbaíno. Lo logró Korti, de un fuerte disparo desde fuera del área, por toda la escuadra. Un buen gol. A falta de un cuarto de hora para el final, los guipuzcoanos equilibraron la balanza en el marcador. El tanto llegó de falta directa desde la frontal del área, escorada a la derecha. Tras la igualada, el Danok buscó con ahínco el triunfo que llegó al final. Jon pisó línea de fondo, tras una jugada personal por banda derecha, y su pase de la muerte lo remató Jacob encontrándose con el portero visitante. De nuevo el portero del Lagun evitó el triunfo local con los pies tras un tiro raso de Jon desde dentro del área. En el minuto 90 llegó el decisivo tanto final. Jon botó un saque de esquina que remató Markel desde dentro del área pequeña. Todavía pudo sentenciar el equipo de Luis Garma en una contra local, solos dos contra uno condujo Jon, pero no dio el pase final y no se acertó con el tercero.

 

DANOK BAT JUVENIL LIGA VASCA: Ander Ordóñez, Markel Arana, Adrián ‘Bolo’, Asier Grande, Eder Martínez, Danel Agudo (Iker Estévez), Adrián Beloki, Beñat Maiztegi (Alberto Loidi), Ioritz Tamayo (Unai Arevalo), Dani Jiménez (Mikel Corral), Aitor Añibarro (Jon Suárez).

El Juvenil C deja escapar la victoria en los últimos instantes

El Juvenil C jugó el sábado ante el Vasconia, segundo clasificado en la tabla, uno de sus mejores partidos en lo que va de competición. Dominó con claridad en la primera mitad y mantuvo un buen nivel en la segunda parte, pero dejó escapar dos puntos en Mallona cuando solo restaban cuatro minutos para terminar el encuentro. El choque con los donostiarras demostró dos cosas: primero, que el conjunto de Asier Ormaza despliega su mejor juego en Mallona, y pierde gran parte de ese nivel en los desplazamientos. Y segundo, que su fútbol es más efectivo cuanto mayor es el nivel de su rival. O lo que es lo mismo, le van mejor los equipos con planteamientos de construcción y naufraga cuando tiene que enfrentarse a partidos en los que el balón apenas rueda por el césped y la fuerza termina por asfixiar a la técnica.

El sábado, el Danok llevó a cabo un partido serio, comprometido. El centro del campo, con Beloki y Danel, funcionó a la perfección y se constituyó en la base de la solidez tanto defensiva como ofensiva del equipo. Las bandas contribuyeron mucho a la creación de peligro, y tanto Dani como Aitor trabajaron mucho en punta para complicar las salidas del contrario. El primer tiempo fue claramente del Danok y tuvo ocasiones para cerrar el partido. En el 22, un disparo de falta de Danel se fue por muy poco por encima del larguero y un minuto después el árbitro anuló a Dani un gol por un fueras e juego inexistente. El gol llegaría en el 33, también a balón parado. Danel ponía en el área un balón milimetrado que Bolo acierta a convertir con el interior de su derecha.

En la segunda parte, y como suele ocurrir, la intensidad local bajó un poco. La diferencia física suele pasar factura al Danok ante equipos siempre más curtidos por la edad. No obstante, los de Ormaza aguantaron bien, con orden y seriedad. Pero el Vasconia apretaba y forzaba errores del Danok. Una falta cerca del área, a falta de cuatro minutos para cumplirse el tiempo, sería el origen del gol del empate y la decepción de la afición de Fika, que daban el partido por ganado.

Deja un comentario